La privacidad es colectiva, como el medioambiente. Si no cuidas tus datos, otros sufren las consecuencias

Imagine que tuviera una clave maestra para todo. Una contraseña que da acceso a la puerta de su casa, a su habitación, su diario, su teléfono, su ordenador, su coche, su cuenta corriente, su historial médico. ¿Iría haciendo copias de esa clave y dándolas a extraños? Probablemente no. Entonces, ¿por qué cede sus datos personales a prácticamente cualquiera que se los pida?”. Este extracto de Privacy is Power (Bantam Press), el primer libro de la filósofa hispanomexicana Carissa Véliz, nos sitúa en un tema que le obsesiona: el capitalismo de vigilancia se fundamenta en una inadmisible intromisión en nuestra privacidad. A la intersección entre privacidad y tecnología ha dedicado Véliz su tesis y su carrera investigadora, que actualmente compagina con la docencia en la Universidad de Oxford.

¿Y si Aristóteles tenía razón sobre la composición del universo?

¿De qué está hecho el Universo? Calculamos que en el inmensamente grande espacio entre galaxias hay menos de un átomo por cada metro cúbico ocupando un quintillonésimo (cero, coma, 30 ceros y un 1) del volumen total. ¿Y el resto del espacio?, ¿está vacío? ¿Qué significa que está vacío? Si no hay nada diríamos que esencialmente no existe. Pero el vacío tendrá que existir porque los átomos pueden moverse por él y la radiación (es decir, un campo electromagnético, o cualquier otro campo) puede 
llenarlo. Entonces ¿el vacío no existe?, ¿qué hay en ese vacío? O, mejor dicho, ¿qué es (porque existe) el vacío cósmico? Llevamos milenios preguntándonos por la esencia del universo, y resulta que quizás tampoco hemos avanzado tanto en algunos conceptos.

Mensajes ARCOIRIS. #yomequedoencasa



(A pantalla completa con sonido)

Más de 80 alumnos de 1º a 4º de ESO han querido crear mensajes y arcoíris de gratitud y apoyo para llenar las ventanas y balcones de color como símbolos de unión, esperanza y confianza. Han pensando en las personas que están trabajando ahora mismo para ayudar a los demás y que no están en sus casas: los sanitarios que nos salvan, las personas que limpian, las personas que conducen los autobuses, transportistas, trabajadores de alimentación, fuerzas de seguridad... Y también han pensado en sus padres, familias, educadores, animándoles a quedarnos en casa, colaborando para que todo se arregle.

¡Gracias chicos! ¡Sois geniales!